lunes, 15 de marzo de 2010

Las patas de la mentira

Sobre la corrupción, los fallidos, los proyectos y el tráfico de drogas:
1)
2)
3)
4)
5)

sábado, 13 de marzo de 2010

Ejercicio para el cerebro

Este artículo fue movido a:




sábado, 13 de febrero de 2010

¿Porqué pensar, unirse y luchar?

"Nuestras clases dominantes
han procurado siempre que los trabajadores
no tengan historia,
notengan doctrina,
no tengan héroes,
ni mártires.
Cada lucha debe comenzar de nuevo,
separada de las luchas anteriores,
la experiencia colectiva se pierde,
las lecciones se olvidan,
la historia aparece así
como una propiedad privada
cuyos dueños
son los dueños de todas las cosas.

Rodolfo Walsh

¿No suena a discurso repetido y, por ende, conocido?
¿No resulta claro que por mucho que se avance en otros temas, en cuanto a la política estamos dando vueltas como tortuga dentro de un balde?
¡Hasta cuándo el pueblo argentino seguirá des-responsabilizándose de las cosas que nos suceden! Tenemos un 80% de población trabajadora, pero una gran mayoría, como en la época de los señores feudales, no se anima a pensar diferente que el amo.
¿No nos bastaron las crisis, los golpes de estado, la dictadura de 1976-1983, 30.000 desaparecidos, niños cambiados de identidad como botín de guerra, las extorsiones a las instituciones de parte de la oligarquía ladrona, las presiones de la S. R. A., la entrega del patrimonio público, la especulación financiera, el hambre y los asesinatos del 2001?
El argentino medio y promedio sufre de AMNESIA, en cuanto se trate de sucesos que nos hicieron padecer, pensar y necesitar un cambio. El argentino medio y promedio supone que los cambios SON MAGICOS, no fruto del esfuerzo, el consenso y las disputas democráticas.
El argentino medio y promedio, es elitista, selectivo y discriminativo (los bosteros, los sabaleros, los leprosos, los piqueteros, la puta oligarquía, la ucep, la basura pordiosera, la mierda oficialista, la yegua, el pingüino ojo torcido, los trolos, los zurdos, los troskos, los negros, los travas, los bolitas, los cumbieros, etc., et., etc., todos malos, solo yo y la gente como yo somos buenos. ESTOY PUTREFACTA. Ya no quiero educar al soberano, porque es tarea inútil. No hay peor estúpido e infeliz que el que quiere serlo. Pero hasta ahí, acepto en pos de la tolerancia y la pluralidad. Pero lo que me rebalsa y me hace echar espuma por la nariz y vapor por las orejas, es EL ESTUPIDO QUE SE PASA LA MAYOR PARTE DEL DÍA CONSUMIENDO INOCENTEMENTE, CON INGENUIDAD, CREDULIDAD, SIN PROCESAR, LO QUE SALE DE UNA PANTALLA DE 20". Y AUNQUE SE DE CUENTA QUE LO ABSORBIDO LE CAYÓ MAL, SALE A COMPARTIRLO MULTIPLICANDO LA ENFERMEDAD.